En Rumanía los que leen libros viajan gratis

Los libros, como siempre se nos ha dicho, son los cimientos de una sociedad. Una población que lee libros formará un pueblo propenso a la progresión y se acercará lo máximo posible a una sociedad ideal, ya que la lectura provoca una estimulación continua de la imaginación y de la creatividad. Países como Francia, Inglaterra y Alemania son claro ejemplo de los beneficios de la lectura de libro. Si bien no pueden ser estrictamente considerados como las máximas potencias a nivel mundial, culturalmente son naciones muy por encima del resto. Sartre, Schopenhauer y Shakespeare, son expresos productos de una sociedad en buen camino.

En Rumanía se conocen muy bien las bondades de la lectura y es por eso que recientemente la Cluj Napoca ha aprobado la propuesta del poeta local llamado Victor Miron. Dicha propuesta reza lo siguiente: todas las personas que viajen en transporte pública leyendo un libro no pagarán su boleto. Así que, si piensas ir a Rumanía, específicamente a Cluj Napoca, no estaría nada mal que te lleves un libro para costearte los boletos del transporte público.

La propuesta fue aprobada por el alcalde de la susodicha ciudad y por el exprimer ministro de Rumania, Emil Boc. Lo que se busca con esto no es precisamente una solución económica a la precariedad con que algunas familias viven en Rumanía, sino estimular al pueblo rumano a leer como acto hacedor de soluciones y edificador de los valores y de la moral de la humanidad. En efecto, en Rumanía se quiere que las soluciones a los problemas nazcan desde la inteligencia y creatividad de los ciudadanos, siendo el gobierno el ente encargado de propiciar las condiciones idóneas para que eso sea posible.

Muy probablemente muchos rumanos vean esto como una oportunidad de no pagar el boleto y viajar gratis a donde sea, lo cual será pernicioso para el proyecto de país de Rumanía. Esperemos que esto no sucede en masas para que Rumanía surja como país potencia. En España los Cerrajeros de urgencia y Electricistas apoyan a esto propuesta rumana y desearían que se extrapolara a su país.

La mente maestra de esta propuesta, Victor Miron, es un poeta local que ya ha publicado varios libros bajo su autoría y no es la primera vez que propone una moción en pro de la difusión de la literatura. Anteriormente había propuesto una iniciativa para que las librerías den descuentos en sus productos a aquellas personas que en su perfil de Facebook tengan una foto de un libro. Esa moción se llamó Bookface.

También lanzó una campaña llamada Vivir Juntos donde cualquier pareja rumana podía enviar a Miron una foto de ellos vestidos con el folclore rumano y recibirían un libro de Victor con su foto en la portada. Sólo cien copias regalaron de esa forma. Sin lugar a dudas Victor Miron y el pueblo rumano van en un muy buen camino para convertir a Rumanía en el país con más lectores a nivel mundial.