La basura espacial alcanza niveles de alarma

La humanidad dio un gran paso al desarrollar tecnología suficiente para explorar el espacio infinito que rodea nuestro planeta, lo cual se hizo por varias razones que van de curiosidad científica hasta la explotación de recursos que se pueden hallar en el espacio de los cuales nosotros podemos gozar de sus beneficios. Debido a esto, la exploración espacial se comenzó a desarrollar más y más, y se fueron instalando objetos como satélites que rondan por el espacio, sin embargo, a pesar de que dichos dispositivos nos traen muchos beneficios, también han venido con consecuencias.

tierraYa que ha sido uno de los peores agentes al referirse al problema de la “basura espacial” el cual se ha intensificado en los últimos meses especialmente por la explosión de un satélite estadounidense llamado NOAA-16. Dicha explosión dejó como restos un gran número de fragmentos y carcasas que tienen una medida que pueden llegar a ser peligrosas. Ya que las mismas se transportan por el espacio a velocidades al colisionar con naves puedan a llegar a hacer mucho daño a otra nave, de manera que los astronautas han tenido que tomar precauciones extras para evitar colisiones.

También se debe de tomar en cuenta que cierto tipo de basura especial, si cumple con los requisitos dimensionales adecuados, puede caer en la Tierra lo cual es de gran riesgo. Por esa razón la NASA desarrolló un programa denominado SSN; U.S Space Surveillance Network, que se encarga de la catalogación, control y observación de basura espacial además de realizar predicciones de posibles sitios donde pudiesen caer dichos objetos en la Tierra además de la estimación del tiempo cuando pudiese ocurrir.

Este incremento de basura espacial es preocupante, más por el hecho de que es un problema que ha estado vigente desde el momento que comenzaron a instalar dispositivos en el espacio, por tanto, las potencias de este planeta, ya se han encargado de acumular una vasta cantidad de basura en nuestro espacio la cual es considerable y puede dañar naves o incluso causar bajas.